Saltar los enlaces

¿ERES PARTE DE LA SOLUCIÓN O DEL PROBLEMA?

Así como el año pasado, nuevamente en Bogotá y el Valle de Aburra se hace necesario un pico y placa ambiental.  Para muchos no será más que una medida del gobierno local para mitigar un efecto temporal de los vientos, que durante los meses de febrero a marzo dejan de circular y así mismo de limpiar el aire que respira la población de estas regiones; sin embargo, en realidad es una señal de alarma que todos debemos tener en cuenta.

 

Desde que hemos tenido acceso a la energía a través del fuego hemos venido emitiendo gases contaminantes a nuestra atmósfera, llegando hoy en día en la mayoría de nuestras ciudades a niveles que superan la recomendación de la Organización Mundial de la Salud*.  La pregunta que deberíamos hacernos es qué responsabilidad tenemos en esta problemática, y sí una actitud pasiva y a la espera de que nuestros gobernantes encuentren una solución es el camino a seguir.

Sabemos que las fuentes más importantes de emisión de gases son la industria y el transporte, y cuando revisamos la capacidad de generar un cambio como ciudadanos en estos dos sectores, encontramos que el impacto más inmediato y bajo nuestra responsabilidad está en la selección del medio de transporte a utilizar.  Es aquí donde tenemos una gran oportunidad para ser parte de la solución y no del problema.

Si un ciudadano decide tomar un medio de transporte que utiliza energía no renovable, y genera gases contaminantes, esta persona hace parte de esta gran cadena de consumidores de energía contaminante; sin embargo, si este mismo ciudadano decide optar por un medio de transporte que no genere contaminación será parte del movimiento o tendencia que llamamos movilidad sostenible, la cual es accesible a través de las siguientes alternativas:

  1. Encontrar la forma de tener el trabajo y la vivienda a una distancia que sea posible recorrer caminando, o buscar un trabajo que permita trabajo en casa.
  2. Transportarse en medios que utilicen tracción humana o energías no contaminantes, como: bicicletas, bicicletas asistidas, patinetas o vehículos eléctricos
  3. Buscar medios de transporte públicos cuya energía sea eléctrica, como el metro o buses eléctricos

Estas 3 alternativas son la tendencia a nivel mundial, y se puede ver cómo la población deja de tener un automóvil para transportarse, el cual por sí sólo se convierte en un centro de gastos para su propietario, al tener que cubrir parqueaderos, impuestos, seguros, combustibles, mantenimientos y depreciaciones elevadas.

 

Quisiéramos enfocarnos en la segunda alternativa, la cual para muchas personas es la preferida por su bajo costo económico y de tiempo, en especial cuando se cuentan con vías exclusivas para bicicletas y patinetas en su ciudad.  La problemática aquí es que para un gran número de personas, el esfuerzo físico que exige ir de su lugar de vivienda a su oficina en bicicleta convencional se convierte en un inconveniente por 3 razones principales:

  1. Su condición física no le permite recorrer la distancia requerida
  2. Al llegar a su trabajo el esfuerzo realizado exige un cambio de ropa o quizás es necesario ducharse para iniciar su jornada laboral
  3. El regreso a casa al finalizar su día o noche de trabajo se vuelve una tortura por el agotamiento físico en ese momento

Es aquí donde las bicicletas y patinetas eléctricas cobran un valor muy importante, gracias a que su motor permite que el esfuerzo realizado sea mínimo, y permite que el usuario llegue a su destino sin haber generado sudor y con la posibilidad de llegar fresco y tranquilo para iniciar su jornada de trabajo, así como garantizar que el regreso a casa va a ser un viaje tranquilo y sin mayor esfuerzo.

Con base en lo anterior, podríamos deducir que tenemos en nuestras manos la posibilidad de tomar una medida que contrarreste la raíz del problema de contaminación en nuestras ciudades, que seguramente se convertirá en una constante en los años que vienen.

Te invitamos a que tomes acción y seas parte de la solución y no del problema.  Únete a la movilidad sostenible y viaja con buena energía.

*Conoce el nivel de contaminación de tu ciudad y los niveles recomendados por la OMS: www.breathelife2030.org

Únete a la Discusión

Volver a la parte superior de la página